El aeropuerto de Bali reabre tras el cierre por las erupciones del volcán Agung

El aeropuerto de Bali reabre tras el cierre por las erupciones del volcán Agung

El aeropuerto de Bali ha reabierto sus puertas dos días después de que las erupciones del volcán Agung obligaran a suspender las operaciones aéreas y al cierre temporal del aeródromo en la isla.

“El aeropuerto internacional de Bali ha comenzado a operar con normalidad”, ha informado el gestor aeroportuario indonesio AirNav en un comunicado, en el que ha detallado que las operaciones del aeródromo se han reanudado a las 14.28 horas.

La reapertura del aeropuerto de Bali se ha decidido después de que las autoridades de Indonesia rebajaran la alerta por las erupciones volcánicas un nivel, hasta el naranja, justo un escalón por debajo del nivel más grave.

La decisión de reabrir el aeródromo ha llegado tras una reunión de emergencia en el aeropuerto y se ha basado en una valoración de las condiciones meteorológicas, diversas pruebas y datos analizados por AirNav y otros grupos, según ha dicho el gestor aeroportuario indonesio.

Singapore Airlines ha anunciado que retomará los vuelos de conexión de Bali con Singapur este miércoles y la australiana Qantas y su filial Jetstar operará 16 vuelos a Australia el miércoles para trasladar a unos 3.800 australianos que permanecen atrapados en Bali.

Todavía se observa una gran nube de humo y cenizas saliendo del volcán Agung, tras una noche de lluvias. Las autoridades tenían previsto que el aeropuerto de Bali reabriera este miércoles a las 7.00 horas pero finalmente decidieron programar la reapertura para las 15.00 horas.

La agencia estatal de seguridad aérea del país, que sigue analizando el peligro que suponen las cenizas para el tráfico aéreo, señaló el martes que “los canales de aviación están cubiertos de ceniza volcánica”. El Ministerio de Transporte ha indicado que el cierre del Aeropuerto Internacional Denpasar-Ngurah Rai se mantendrá al menos hasta las 7.00 horas del jueves, 30 de noviembre.

El domingo, las autoridades elevaron el sábado a ‘rojo’ el nivel de alerta a causa de la emisión de una gran columna de ceniza desde el monte Agung, que provocó a su vez la evacuación de alrededor de 40.000 personas de la zona.

 

Más de 1.000 personas murieron en la última erupción que se registró en el volcán Agung en 1963. Una superviviente de la anterior erupción ha contado que en esta ocasión las instrucciones de evacuación han llegado mucho antes.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: