Se busca atender de manera eficiente a los migrantes repatriados o retornados

A noviembre de este año, regresaron de EU 145 mil personas, 54 mil menos que el mismo mes del 2016, asegura a diputados subsecretario de Gobernación

Centroamericanos buscan llegar  a México como país de destino, ya sea en su condición de refugiados o por medio de la residencia mexicana

La Comisión de Asuntos Migratorios se reunió con el subsecretario de Población, Migración y Asuntos Religiosos, de la Secretaría de Gobernación, Humberto Roque Villanueva, quien informó que de enero pasado al 27 de noviembre último fueron  retornadas 145 mil personas, es decir, 54 mil menos en relación con el mismo periodo del año pasado.

Indicó que existe un superávit  demográfico a favor de nuestra nación, por los retornados de forma obligada y voluntaria,  de no menos de 50 mil mexicanos.

Expuso que, de acuerdo con datos del censo estadounidense, de las encuestas de El Colegio de la Frontera Norte y de otras instituciones, México se encuentra  en la condición de saldo cero en materia migratoria con respecto a Estados Unidos.

Destacó que al menos 50 por ciento de los mexicanos que se hallan en situación de indocumentados, no pasaron a pie de manera ilegal por la frontera, sino con visa de estudiante o de turismo y se quedaron en el vecino país del norte.

El presidente de la Comisión, el diputado Gonzalo Guízar Valladares (PES), afirmó que se ha hecho un papel eficiente para atender a los repatriados y retornados, como darles un espacio en el mercado laboral.

Consideró importante la incorporación de la Comisión en  la mesa del diseño de las reglas de operación para ejercer los recursos del Fondo de Apoyo a Migrantes (FAM), el cual se tiene que destinar a las entidades donde se recibe un mayor número de repatriados.

A su vez, la diputada Rosalinda Muñoz Sánchez (PRI) preguntó por las acciones que realiza el gobierno para mejorar las condiciones de vida de los jornaleros migrantes.

De la misma bancada, el diputado Hugo Daniel Gaeta Esparza aseguró que muchos jornaleros son niños de 12,13 y 14 años de edad, que están en condiciones no óptimas y no tienen oportunidad de poder acceder a la educación; por ello, abundó, se ha puesto mayor atención a los estados con este problema.

El legislador Leonel Gerardo Cordero Lerma (PAN) resaltó que la Ley de Migración privilegia los derechos humanos y la protección a los migrantes; sin embargo, apuntó, se  señala que no hay un aterrizaje de la política migratoria de gobiernos federales y estatales, tanto en materia jurídica como presupuestal.

La diputada priista Nora Liliana Oropeza Olguin se interesó por conocer el procedimiento para asignar dinero del FAM, porque algunos estados tienen más recursos que otros, debido a que se les concede un porcentaje en razón del número de migrantes que reciben.

Por su parte, la legisladora  María Luisa Sánchez Meza (PAN) pidió que las reglas de operación favorezcan  a los estados que acogen a los repatriados. Asimismo, que se siga apoyando en especial al estado de Baja California, debido a que alberga al 34 por ciento de las deportaciones.

Del grupo parlamentario del PRI, el diputado Juan Antonio Ixtlahuac Orihuela cuestionó si ya se sabe el porcentaje de retornados paisanos que vendrá a México o cuál es la cifra que se espera. Por su parte, el legislador priista Salomón Majul González preguntó sobre el desarrollo del programa “Somos Mexicanos”.

La diputada Modesta Fuentes Alonso (Morena) manifestó su preocupación por los exbraceros,  ya que ha habido inconsistencias en el fideicomiso que administra el fondo de apoyo social para ellos. Pidió que exista una lista permanente, para que las personas beneficiadas puedan ejercer su derecho a recibir este apoyo.

En respuesta a los cuestionamientos de los diputados, el subsecretario Roque Villanueva indicó que en el caso de los jornaleros hay mucha migración interna, pero ya existe una coordinación que ha avanzado entre las secretarias de Trabajo y Desarrollo Social, y con la de Gobernación, para obtener mejores resultados.

Explicó que el programa “Somos Mexicanos” busca hacer más cálida la recepción de los retornados y repatriados, así como respetar su voluntad y ofrecerles la posibilidad de ser trasladados a la parte del país que deseen y puedan reiniciar su vida comunitaria, social y económica.

Comentó que los albergues que están  en la frontera son para los mexicanos que no pueden retornar a su lugar de origen; además, existen entidades fronterizas que piden mayor participación, porque muchos mexicanos retornados se quedan en esas zonas limítrofes con la posibilidad y el deseo de volver a cruzar.

“Personas de Centroamérica buscan llegar  a México como un país de destino; unos por la vía de buscar la condición de refugiados y otros haciendo la tramitación adecuada para tener la residencia en nuestra nación, ya sea por motivos laborales, de estudio o cualquier otro”, agregó.

 

 

 

 

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.