Apoyos para madres adolescentes

IXTAPALUCA, Estado de México, a 14 de marzo de 2018. – “La maternidad es una de las experiencias más hermosas y satisfactorias de las mujeres, es un proceso de transformación que nos ayuda a enfrentar nuestros miedos y fantasías, que nos hace crecer personalmente. Pero deja de ser una placer, cuando la concepción no fue deseada o planeada”.

Manifestó Elizabeth Barragán Pérez, directora del Sistema Municipal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), durante la entrega de 346 pañaleras del programa estatal “Familias fuertes, mujeres con Futuro, a madres de entre 12 y 19 años de edad,” en el auditorio municipal Benito Juárez.

Por eso, dijo, este proyecto con sentido humano continúa trabajando para ustedes, a través del DIF se atienden las necesidades de las personas más vulnerables y se apoya a las mujeres que se convierten en madres a temprana edad. Reiteró que las madres de familia son fuertes y trabajadoras, pero tiene mayor fuerza cuando saben que no están solas en su labor de educar y cuidar a los hijos.

Barragán Pérez reconoció el esfuerzo que las madres de familia realizan diariamente. La familia más que nunca, dijo, debe ser un punto de apoyo, de formación y bienestar, pues es dentro de ella donde se aprenden los valores fundamentales que se deben rescatar e inculcar desde temprana edad.

Tales como el amor, respeto, generosidad, armonía y solidaridad. Las madres tienen fuerzas para salir adelante, al recordar que todo ese esfuerzo y trabajo es para darles a sus hijos una mejor calidad de vida. Por eso la invitación a seguir trabajando unidos para lograr un mejor municipio.

Por su parte, Sandra Mendoza Mandujano, coordinadora del Consejo Estatal de la Mujer y Bienestar Social en la zona oriente, comentó que la entrega de este programa corresponde al ejercicio de 2017 y busca beneficiar a las mujeres que más lo necesitan. La pañalera, dijo, incluye productos para el bienestar de los pequeños que les ayuda a solventar ciertos gastos.

Leidy Saraí, madre de familia, comentó que además de esta pañalera le entregaron una despensa con lo que obtuvo una mejor nutrición para sus dos hijos. El hecho de ser mamá a los 18 años, comentó, fue una oportunidad para madurar. Agradeció la entrega de este apoyo que le ayuda a su economía familiar.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.