ESL One Katowice: un Major de Dota 2 con historias apasionantes

Durante seis días, los aficionados no solo vibraron con grandes jugadas por parte de sus jugadores o equipos favoritos, también lo hicieron con cada historia de trabajo, sacrificio y superación

Hace un par de semanas se disputó el primer Major de Dota 2 del año 2018, torneo que repartió un millón de dólares en premios y 1.500 puntos de clasificación para acceder a The International 8. Hablamos de ESL One, un evento celebrado en el mítico estadio Spodek Arena de Katowice, siendo la primera vez que el MOBA de Valve pisa Polonia, un país europeo que se ha ganado su hueco en la historia de los deportes electrónicos tras ser sede de grandes eventos como la Intel Extreme Masters de Counter-Strike: Global Offensive y de League of Legends.

Durante la ESL One Katowice los enfrentamientos que mayor interés suscitaron fueron: OG contra Team Liquid y Fnatic contra Team Secret

Durante seis días, los aficionados no solo vibraron con grandes jugadas por parte de sus jugadores o equipos favoritos, también lo hicieron con cada historia de trabajo, sacrificio y superación que hay detrás de estos deportistas electrónicos. Porque los esports, como cualquier otro deporte se viven con pasión. A continuación os contamos las 3 historias más destacadas del torneo.

Un Major que se les resiste

Team Liquid es el actual campeón del mundo de Dota 2, tras llevarse el trofeo en forma de Aegis en la pasada The International 7, el mayor torneo en la historia de los deportes electrónicos tras repartir casi 25 millones de dólares. El problema es que en Dota 2 hay una maldición porque el equipo que gana The International, al año siguiente obtiene muy malos resultados o se separa (a excepción de Natus Vincere que ganó la primera edición y consiguió un segundo puesto en la segunda y tercera).

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.