Destruyen en Perú laboratorios de cocaína que procesaban 400 kilos de cocaína

La Policía Nacional del Perú (PNP) destruyó siete laboratorios clandestinos donde se elaboraba cocaína, ocultos en la selva, que contenían dieciocho toneladas de hoja de coca, suficiente como para producir 300 kilos de cocaína y 120 kilos de pasta básica de cocaína, informó hoy esa fuerza de seguridad.

Las rústicas instalaciones se encontraban en los alrededores del caserío San Cristóbal, en la sureña región de Cusco, y dentro del área denominada Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM), la mayor cuenca cocalera de Perú.

Uno de los talleres estaba dedicado a producir clorhidrato de cocaína, mientras que los otros seis procesaban pasta básica de cocaína.

Los policías incautaron siete kilos de alcaloide de cocaína líquida y tres toneladas de acetona y gasolina, materiales químicos necesarios para obtener el alcaloide de las hojas de la coca.

También encontraron tres hornos microondas, tres prensas hidráulicas, diez gatas, cuatro moldes de acero y logotipos con las identificaciones de “DELFIN” y “AG”, entre otros.

Todo fue incinerado en el mismo lugar, a excepción de la droga líquida, que fue puesta a disposición de la unidad antidrogas de la Policía en el pueblo de Kimbiri, ubicado también en Cusco.

El VRAEM, es una extensa y agreste zona de la vertiente oriental de los Andes peruanos bajo control militar por originar el 70 % de las 400 toneladas de cocaína estimadas que produce anualmente Perú y por ser también el escondite de los últimos remanentes del grupo armado Sendero Luminoso.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.